Ir al contenido

Dueñas de choperas: el liso como ritual compartido

Las mujeres cerveceras son protagonistas en la Fiesta de la Chopera. Silvia, Eugenia y Mariana comparten sus historias, que tienen un denominador común: la chopera, el barril y el liso santafesino como emblemas de buenos momentos.

La Fiesta de la Chopera se vive a pleno a las afueras de la Estación Belgrano. La expo de choperas, shows en vivo, juegos y lisos de Cerveza Santa Fe son los atractivos de este evento único en el mundo.

María Eugenia Malatesta llegó a la Fiesta de la Chopera con “La Peque”, una conservadora roja, pintoresca y llena de calcos que está siempre lista para ir con la familia a eventos importantes. “La Peque va a todas las fiestas de familiares, de amigos, porque es más fácil de transportar. Los lisos se llevan siempre y eso trae alegría”, comparte sobre su experiencia como dueña de chopera.

“La Peque” también es una chopera viajera. “Nosotros estamos haciendo una casa en Córdoba y siempre llevamos chopera y vasos de liso Santa Fe a todos lados”, cuenta.

El liso y la santafesinidad

Mariana Lascurain es la tercera vez que participa de la Fiesta de la Chopera, desde la séptima edición. “Nos inspiramos en Santa Fe para hacer la chopera. En cada reunión de amigos o de los amiguitos de nuestro hijo, ahí está La Santafesina”, aseguró.

Silvia Ascona también fue una de las primeras en llegar a la exposición con “La compañera”, su chopera familiar. “Era de mi tatarabuelo, fue una de las primeras choperas que se hicieron. Pasa de generación en generación porque todavía la seguimos ocupando. Es sagrada”. Hoy es ella dueña de la chopera y custodia este artefacto hogareño para que siga vigente.

Para Silvia, la chopera le recuerda la unión familiar y revela cómo le gusta acondicionarla para tirar los lisos más helados: “Me gusta que tenga mucho hielo, que sea bien frío y, en lo posible, si el vaso puede estar un rato en la heladera, mejor. Esa es mi técnica para saborear un liso bien frío”.

Dueñas de choperas: una pasión compartida

“Me encanta la cerveza. Lo que me gusta de la Fiesta de la Chopera es la unión, que nos juntamos con muchos amigos. Esta fiesta es clave para unirnos y compartir un rato de alegría para tomar unos lisos fríos”, define Eugenia.

Silvia se muestra orgullosa de su chopera y quiere compartirla con todos los santafesinos que vienen al festival. “La traigo a la Fiesta de la Chopera para que la conozcan, para que no se pierda la cultura de la cerveza, la cultura de la chopera, porque no en todas las provincias se usa una chopera o existe el liso. Entonces, creo que es una manera de mantener la cultura santafesina y es muy importante lo que tenemos acá”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *